Conectarnos a una red WiFi pública en  restaurantes o cafeterías puede resultar bastante bien, porque no utilizamos los datos de nuestro paquete de internet, sin embargo, esto puede acarrear consecuencias graves para la seguridad de tus datos. 

 

A través de una red pública de WiFi, podrían acceder a datos personales, bancarios o incluso, a nuestra identidad. Afortunadamente, existen formas que permiten resguardar la información para continuar disfrutando de las redes abiertas. En el siguiente blog, te lo contamos. 

 

Riesgos de una red WiFI pública

 

Así como es atractiva este tipo de red para los usuarios, también lo es para los hackers, en gran medida porque, no necesitan una autentificación para lograr establecer una conexión de red. Lo que lo convierte en una buena oportunidad para que puedan acceder a la información del dispositivo que conectes sin ningunas restricciones. 

 

Uno de las mayores amenazas es ser víctima de un “Man in the MIddle” o en español, hombre en el medio, que consiste en la presencia de un intermediario entre el usuario y el website que está visitando, lo que le permitiría al hacker acceder a los datos mientras viajan en la red. 

 

Además de ser ataques altamente efectivos, también son muy difíciles de detectar, gracias a su nivel de efectividad, dado que la información es captada en medio del camino cuando pasa del dispositivo al router. 

 

Evita realizar transacciones en línea

 

Tal vez esto ya lo has escuchado antes, pero es importante mencionarlo siempre. Todavía hay muchos usuarios que ingresan a sus cuentas bancarias o realizan compras conectadas desde una red de algún café, aeropuerto u hotel. Recordemos que, sin importar el dispositivo con el que te conectes, utilizar una red pública siempre va a considerarse un peligro si se necesita ingresar datos confidenciales, ya que no se puede verificar si alguien se encuentra interceptando la información. 

 

También se pueden infectar los routers 

 

¿Lo sabías? Los routers pueden tener vulnerabilidades. En este caso, el ataque puede ser un simple secuestro de la banda ancha o algo más grande; volver a los dispositivos infectados en partes de una botnet. Lo cierto es que, sin protección básica, como por ejemplo, el cambio de la contraseña predeterminada, los hackers pueden ingresar sin ningún problema a los dispositivos que se encuentren conectados. 

 

Conéctate a una red WiFi pública de forma segura

 

1. Mantén actualizado el antivirus y el sistema operativo 

 

Lo primero que debes tener para mantener la seguridad de tus dispositivos es un antivirus. Luego, lo que debes hacer es mantenerlo actualizado, de este modo, se puede garantizar el correcto funcionamiento y evitar el ingreso de aplicaciones peligrosas. 

 

De igual forma, trata en la medida de lo posible, tener actualizado el Sistema Operativo y todas las aplicaciones, así se aplicarían los parches de seguridad proporcionados por el fabricante. 

 

2. Limita lo que realizas conectado a esta red

 

Si estás conectado a una red pública, lo más recomendable es que visites sitios web como páginas de noticias o de información general, que no requieren datos personales como credenciales o contraseñas. Otro consejo es deshabilitar todos los servicios de homebanking, email, redes sociales y el resto de herramientas en las que tienes registradas las claves de acceso. 

 

Si es imperativo conectarte a esta red, para hacer revisión de tu correo, trata de utilizar tus datos móviles y si es el equipo del trabajo, considera emplear un VPN para que puedas mantener tus datos cifrados. 

 

3. Visita websites que tengan el protocolo de HTTPS

 

Este protocolo es el encargado de garantizar la seguridad de la información que es transmitida desde el dispositivo hasta el website cifrándolo. Es importante que apliquemos este paso tanto en los computadores, como en los dispositivos móviles. Generalmente, buscadores como Google Chrome, avisa si es un sitio seguro o no y si deseamos continuar, al ver esto, debemos salir de la página web, porque, como explicamos anteriormente, la información puede ser intervenida. 

 

4. ¿Has probado el doble factor de verificación? 

 

Podríamos utilizar un paso extra para la seguridad de nuestras cuentas, mediante el doble factor de autenticación. En gran parte, aplicaciones como Facebook, correo electrónico o la plataforma del banco, permite este modelo de seguridad, que se basa en confirmar tu identidad. ¿Cómo funciona? Al ingresar normalmente con tu usuario y contraseña, lo más común es que te envíen un SMS, un correo electrónico o incluso, te llamen, para darte un código que deberás aplicar para poder ingresar correctamente. 

 

El uso de las nuevas tecnologías indudablemente han ayudado a facilitar y mejorar nuestra calidad de vida, sin embargo, debemos estar al pendiente de los riesgos que existen. 

 

En LAARCOM nos preocupa tu seguridad integral, por eso, te brindamos información para que tengas la tranquilidad de estar seguro. Suscríbete a nuestro blog para recibir las últimas noticias en materia de tecnología y seguridad. 

 


 
   

Proteja lo suyo ¡No se arriesgue a perderlo!

Ver Servicios

Suscríbete a nuestro Boletín

Tenemos información importante, promociones e increíbles servicios