Diariamente incrementan las tasas de robo, y son tantos los mecanismos utilizados, que suelen dejar sin forma de reacción a los afectados. Por eso es imprescindible conocer, cuáles son estos modus operandi (modo de obrar) y cómo podemos estar alerta.

 

El primer paso para robar es conocer el negocio, aseguran expertos. La hora a la que abre y cierra el local, quienes trabajan en el lugar, cuáles son los horarios de cada empleado, dónde guardan el dinero de las ventas, en dónde están ubicadas las cámaras de seguridad si las hay, a qué hora realizan los depósitos bancarios, si el encargado de la caja está en un área sola; todas las características.

 

Pero, la gran pregunta es ¿cómo llegan a manejar toda esta información?, pues vigilan a diario el lugar.

 

Este sería el primer paso de su modus operandi. Para el delincuente no habrá obstáculos que le impidan el desarrollo del  ilícito, por eso es importante mantener las instalaciones de tu negocio resguardadas por guardias, pero te preguntarás: ¿para qué?

 

Los encargados de este departamento, deberán indicar o reconocer que personas están circulando a diario por los alrededores o dentro del recinto. No es casualidad que diariamente visite tu negocio la misma persona o el mismo grupo de personas, que paseen por el lugar y luego se vayan; incluso podrían adquirir algo, pero será su comportamiento el que hará notar que algo anda mal.

 

Esta primera acción de los delincuentes al no ser percibida, les permitirá robar a quienes realicen las transacciones bancarias, ingresar al local en horario nocturno, evitar mirar las cámaras de seguridad para no ser reconocidos, ir directamente a la caja a solicitar el dinero de forma violenta e incluso retirarse sin mayor escándalo del lugar.

 

Otra de las formas de robo muy conocida, es la de hormiguita.

 

Esta, aunque no deja evidencias, a la hora de realizar un inventario es cuando te das cuenta que varios productos han sido hurtados, y de a poco representan grandes pérdidas.

 

En este caso la persona toma un objeto pequeño, lo guarda inmediatamente y se retira del lugar. ¿Por qué ocurre?, poca vigilancia, no hay cámaras de seguridad.

 

Recomendaciones en este caso serían analizar cuáles son los productos robados, seguramente los más costosos y los pequeños, serán los primeros en la lista. Una vez identificados los objetos, podrás reubicarlos en un lugar donde estén visibles a los empleados o cámaras de vigilancia.

 

Si es necesario, incluye supervisores de seguridad, aunque significa más personas en tu nómina y más gastos, garantizará menos salida de tu ganancia. Podemos ayudarle con una asesoría.

 

El modus operandi, también dependerá de la accesibilidad del negocio. Si está en la vía pública, dentro de un centro comercial o hasta en un edificio; indicará cuáles serán las medidas preventivas a ejecutar.

 

Si el negocio está en la vía pública, debes estar consciente de la facilidad que esto implica para los ladrones. Que puedes ser víctima de un robo violento motivado al escape simple, así que si la seguridad no es óptima, eres altamente propenso.

 

Si por el contrario, está ubicado en un edificio y sufres un robo agravado, teniendo todas las medidas de seguridad necesarias, existe la posibilidad de que se haya filtrado la información. Así que es momento de evaluar a tus empleados, llamar a la policía y realizar la respectiva denuncia, para posterior investigación en donde tus empleados lamentablemente serán sospechosos.

 

Y es que al poseer cámaras de seguridad, vigilancia externa del edificio, bóvedas para el dinero u objetos costosos, y darte cuenta que quienes realizan el hurto llegan directo a ello, te hará considerar quienes son tus empleados de confianza. Ahora, si no posees ninguna medida de seguridad, debería obligarte a obtenerlas.

 

Cuando de negocios en Centros Comerciales se trata, tienes a favor que la administración deberá tener a disposición de todos los propietarios o inquilinos de locales, seguridad externa, ya depende de ti la interna. Generar mecanismos efectivos, controles de seguridad, botones de alarma para en caso de robo, el ladrón sea perseguido por los guardias y puedas recuperar lo substraído.

 

Los robos siempre serán distintos, sino vigilan el lugar, pueden tomarte por sorpresa y es allí cuando estará a prueba tu departamento de seguridad.

 

Piensa en la posibilidad de que en las noches los malhechores estén viendo por las vitrinas el negocio, buscando la forma de como ingresar en cualquier momento, y por la ausencia de cámaras, tú no te enteras que están planificando el robo y serás emboscado sorpresivamente.

 

Hay una diferencia notoria para quienes si invierten en seguridad; pueden evitar el acto, resguardar la integridad de empleados y clientes, y proteger sus bienes.

 

Pero, no sólo se trata de tener cámaras o guardias. Se trata de tener un equipo completo que pueda monitorear lo que sucede, vigilar a diario las grabaciones, revisar que estén funcionando efectivamente, garantizar siempre las tengan activas; puede que en el momento más importante, solicites las grabaciones y no existan, porque tenían problemas las cámaras, los encargados no estaban supervisando o simplemente estaban apagadas.

 

Además tus guardias deben tener un control diario, dejar de forma escrita si hubo comportamientos extraños en el local, no sólo de clientes, también de los empleados. Ya que de existir un robo, podrás suministrar esto a la policía y facilitaría el proceso.

 

Si a diario debes movilizar dinero, toma en cuenta hacerlo a diversas horas, que no siempre la misma, así despistarás. Si no puedes hacer las transacciones bancarias tú, envía el dinero con personal de alta confianza, porque pueden indicarte que fue robado, y realmente nunca sabrás la verdad.

 

Finalmente, si están asaltando tu negocio sin importar la ubicación o tus medidas de seguridad y hay muchas personas en el lugar, debes evaluar si la persona está armada, si está nerviosa y el cómo actúa; esto te permitirá accionar de forma inmediata o no. Toma en cuenta que las emociones marcaran las decisiones del cómo responder, inclusive la psicología juega un papel fundamental para que exista el robo, y hasta para eso, debemos estar preparados.

 

Cuando hablamos de seguridad, no existen excesos.

 

 


 
   

Proteja lo suyo ¡No se arriesgue a perderlo!

Ver Servicios

Suscríbete a nuestro Boletín

Tenemos información importante, promociones e increíbles servicios