Suecia se convirtió en el primer país en el que se puede pagar con un microchip incrustado en la mano.

 

Un ingeniero de software de Gran Bretaña, Dave Williams, quien trabaja para Mozilla, posee un novedoso dispositivo del tamaño de un grano de arroz, que funciona con tecnología inalámbrica  y le concede múltiples beneficios, como abrir la puerta de su casa sin utilizar llaves.

 

En una entrevista para la BBC, Williams aseguró que ‘Tengo muy mala memoria’ es por esto que, resolvió implantarse este pequeño dispositivo, para no tener que quedarse más fuera de su casa al dejar las llaves.

 

Según un informe de la BBC, este dispositivo está ganando auge en Suecia y en otros países como Australia, Alemania y Nueva Zelanda, en donde se han estado impulsado la aplicación de esta nueva tecnología.

 

Suecia es un caso particular entre estos países, porque tres mil personas, según un informe de AFP de mayo de este año, ya tienen implantados estos chips, aunque se estima que sea una cifra mayor a estas fechas.

 

Ben Libberton, doctor en microbiología, confirmó para una entrevista a la BBC que cada vez son más personas en Suecia que se implantan chips RFID en las manos y los usan para desbloquear puertas, llevar boletos de tren e incluso hacer pagos.

 

SISTEMAS RFID PARA REALIZAR PAGOS

 

Es un sistema que permite acceder de forma remota a la información que se contiene en el mismo. Este método se implementan en etiquetas antirrobo y en, por ejemplo, chips para identificar mascotas y smartphones.

 

En la actualidad, ha cobrado popularidad el uso de esta tecnología en los seres humanos, siendo el principal líder: Suecia.

 

Este dispositivo tomó relevancia en primera instancia cuando en el año 2015, una empresa con sede en Estocolmo llamada Epicenter, especialista en alta tecnología, declaró que iba a incrustar microchips a todos los empleados, con el fin de poder acceder a las instalaciones de la empresa, utilizar los equipos como fotocopiadoras o incluso, pagar en el cafetín con un simple movimiento de la muñeca.

 

En 2017, Patrick Mesterton, cofundador y director de la compañía aseguró que ‘El mayor beneficio es la conveniencia’ y concluyó ‘Permite reemplazar muchas cosas, como la tarjeta de crédito o las llaves’ .

 

Sin embargo, la utilidad de estos chips no son solamente queda ahí, también, permite realizar pagos sin contacto, una práctica que se ha popularizado enormemente en Suecia, país en el que solamente el 1% de las transacciones hechas en el 2016 fueron con efectivo.

 

 

La mayoría de estas transacciones se realizan en trenes. Al momento de pasar el revisor, los pasajeros tienen la opción de colocar la mano cerca de la aplicación de su smartphone, por lo que el ticket parece quedarse atrás.

 

 


 
   

Proteja lo suyo ¡No se arriesgue a perderlo!

Ver Servicios

Suscríbete a nuestro Boletín

Tenemos información importante, promociones e increíbles servicios